Josué Alfonso: Arte, Poesía y Letras
Quienes son los Indocumentados?
Josué Alfonso: Arte, Poesía y Letras
Una Poca de Historia Sobre mi Vida
Recomendamos...
Poesía
Letras
Su Aportación
Dígame Que Piensa
Arte

Quienes son los Indocumentados?

¿Y Quien Soy Yó?

Una de las ventajas de trabajar en este negocio de "arreglar papeles" es el conocer personalmente a infinidad de inmigrantes a este país. Como abogado de asuntos inmigratorios, nos toca ver diaramente a seres humanos que -por una razón u otra-les interesa saber cuales son las maneras que las leyes inmigratorias proveen para lograr una estancia "legal". Después de ya varios años, nos ha tocado escuchar muchos relatos e historias de estos individuos -mujeres, hombres y niños-que han venido a estas tierras del Norte. Sin embargo, un punto interesante es que no es posible hablar de un "típico" inmigrante a Estados Unidos; y aún mas, menos es posible hablar sobre la típica familia inmigrante. La realidad de la comunidad inmigrante -hecho ignorado por la mayoria de póliticos y llamados líderes del país-es que no hay tal cosa como un típico inmigrante, ya sea con papeles o sin papeles.

La razón de esto tiene mucho que ver con las leyes inmigratorias. La ley dice que la manera para arreglar papeles puede muchas veces tomar muchos años, si es que la persona califica para tan siquiera presentar una solicitud para hacerlo. Y lamentablemente, ahorita es practicamente imposible arreglar papeles para la mayoría de la gente. Esto provoca que "la típica familia inmigrante" puede estar formada por individuos con muy distintos estados legales.

     Por ejemplo, durante la llamada amnistia de 1986, millones de inmigrantes indocumentados obtuvieron su residencia legal ya sea por el tiempo que habian vivido aquí, o por haber trabajado como trabajadores agrículas. Generalizando un poco, muchos de estos inmigrantes eran hombres que vinieron a Estados Unidos buscando trabajo para poder mandar dinero a sus familias que quedaron en sus países de origen. Al obtener un estado legal en el país, muchos mandaron por sus familias; sin embargo, la leyes no daban una manera para que estas familias entraran legalmente a Estados Unidos. Por necesidad, entonces tuvieron estas familias que entrar sin documentos o "ilegalmente". Así, miles y miles de esposas e hijos entraron al país. Tan pronto pudieron, la gran mayoría de los que arreglaron "por el tiempo" o "por el campo" presentaron aplicaciones para arreglarle a sus familias que ahora se encontraban sin documentos en el país. En algunos de los casos, la ley proveyó manera para que estas familias tuvieran estancia legal mientras esperaban los papeles para la residencia. Pero en muchos de estos casos, las familias no calificaban para ningún tipo de permisos, quedándose así: sin papeles.

   Pasando los años, estas familias comenzaron a crecer, teniendo entonces hijos nacidos en el país; o sea, hijos ciudadanos de Estados Unidos. El proceso para arreglar la residencia (o como decía la gente, para agarrar "la mica buena" o "la mica rosita") siguio lento. Muchos de los que arreglaron por la amnistía de 1986 decidieron aplicar para hacerse ciudadanos; algunos lo hicieron para acelerar el proceso para arreglar a sus familias; mientras que otros lo hicieron para meterle papeles a sus Padres, que en la mayoría de los casos se habian quedado en sus paises. Al obtener la ciudadanía norteamericana, se aceleró el papeleo inmigratorio de muchas de estas familias. Aunque para aquellos hijos que llegaban a los 21 años de edad, al cambiarlos la ley a otra categoría, todo se hizo mas lento a pesar si sus padres se hicieron ciudadanos.

     De esta forma se llegó a "la típica familia inmigrante" que vemos hoy: El Padre y esposo fué residente pero se naturalizó ciudadano. La esposa y los hijos menores de 21 años de edad, o yá son residentes o estan a punto de recibir "la mica buena" (o la nueva "mica laser"). Para aquellos hijos ya con la mayoría de edad, todavía no califican para ya obtener la residencia permanente y tienen que esperar varios años, si no muchos; algunos califican para algún tipo de permiso para estar aquí y para trabajar; pero muchos no tienen manera de obtener estancia legal aquí, y así se van a quedar hasta que pasen los años -y si no se casas-eventualmente arreglar papeles. También estan los hijos nacidos en el país, ciudadanos natos. En algunas familias ya se incorporaron los Padres que arreglaron papeles por el hijo naturalizado. Y finalmente, todavía vemos que llegan hijos o familiares que habiéndose quedado en su país, hasta ahora llegan a Estados Unidos de una manera "ilegal", y que no tienen manera para poder estar aquí legalmente.

     Como es obvio, una familia inmigrante tiene de todo. Ciudadanos nacidos aquí; ciudadanos naturalizados; residentes legales; personas en proceso de arreglar papeles, algunos con permiso y otros sin permiso; personas que pudieran arreglar si se les presenta una solicitud; y personas sin documentos y a quien la ley inmigratoria no les dá ninguna opción de arreglar. Esto somos nosotros, los inmigrantes. La ignorancia de nuestras familias es lo que provoca que los políticos y llamados líderes redácten leyes que totalmente ignoran la realidad de lo que somos como seres humanos, como Padres, como hijos, como personas de carne y hueso.